Estas fotografías son los fragmentos de un mundo grotesco, a la vez extraño y familiar, onírico y crudo, comico e inquietante. Buscar estas imagenes es tambien un pretexto para lleguar a extrañarse de una vision repentinamente extraordinaria dentro de lo banal la vida contemporanea, y lleguar a encontrarse frente a una situacion imprévisible, para sentir este sentimiento tan ácido, bien resumido por la palabra inglesa « weird ».
Algunas de estas fotos se combinan bajo el título genérico de « Quotidiens » (« Cotidianos ») porque se recopilan día a día y provienen de mis territorios familiares. Otras son traídas de viajes más o menos lejanos. El conjunto forma un corpus que se puede organizar en forma de series clásicas, o con el principio del collage, convocando la aleatoriedad, la casualidad y la intuición. Una libertad que se refiere a la que precede y motiva la captura de estas fotografias.
Esta ambivalencia también funciona en otras formas en los dibujos, videos y obras en volúmenes.